viernes, 29 de julio de 2016

Quien es de verdad Gregorian Bivolaru: EXPLOSIVO! Sigue otra búsqueda y montaje contra lo...

Quien es de verdad Gregorian Bivolaru: EXPLOSIVO! Sigue otra búsqueda y montaje contra lo...: Estamos en presencia estos días de otro intento subversivo de destrucción a la escuela de Yoga MISA y sus simpatizantes alrededor del mund...

¡GRIEG LIBRE!

Apelacion dirigida al presidente de Rumania para liberar a Gregorian Bivolaru

El periódico rumano Ring publicó ayer, 28 de julio de 2016, lo que refleja una carta de apelación según uno de los investigadores del caso, MISA más competentes, el profesor Gabriel Andreescu.

Gabriel Andreescu es un activista de los derechos humanos y politólogo de nacionalidad rumana. Él es uno de los pocos disidentes rumanos que abiertamente se opuso a Ceausescu y el Regimen Comunista de Rumania.
En el presente, es profesor del Departamento de Ciencias Políticas en la Escuela Nacional de Estudios Políticos y Administración Pública (SNSPA) de Bucarest, y es un miembro activo de varias organizaciones de los derechos humanos rumanas. Es también un periodista prodigo, que escribe y orfece conferencias de temas como el multiculturalismo, las minorías nacionales, la libertad de religión y secularismo, las memorias éticas y políticas entre otras. Es el editor de la Nueva Revista de Derechos Humanos (Revista Romana de Drepturile Omului). Siendo un defensor de los derechos humanos se intereso por el caso de la escuela de Yoga MISA y realizó una exautiva investigación sobre el caso MISA y sobre su mentor Gregorian Bivolaru, investigación que tuvo como resultado sus libros “Represion del movimiento Yoga en los años 80” y “MISA. La radiografía de una represión”.

Agradecemos al Sr. Andreescu  por la verticalidad que muestra en  la situación actual, en la que muy pocas personas conservan su dignidad y el valor para decir al público la verdad sobre MISA y Gregorian Bivolaru. También damos la bienvenida a la brillante iniciativa propuesta por la presente carta a la casación, que se puede leer en las obras materiales en su totalidad a continuación, publicada por Ring:

Cita del periodico:      http://www.ziarulring.ro/scrisoare-gratiere-gregorian-bivolaru-iohannis
Recibí una carta dirigida al Presidente Klaus Johannis de uno de los más famosos intelectuales disidente anti-comunista. La carta de apelación solicita al Presidente de Rumania la absolución de Gregorian Bivolaru, líder del Movimiento Espiritual MISA, recientemente extraditado de Francia, y el escritor es Gabriel Andreescu, uno de los mayores disidente anticomunistas de Rumanía, autor, entre otros, de los volúmenes  " Represión del movimiento Yoga en los años `80" (Polirom 2008) y "MISA. La radiografía de una represión "(Polirom 2013), pero también de los informes de APADOR-CH (Asociación para la Defensa de los Derechos Humanos en Rumania – El comité rumano Helsinki) sobre el caso MISA.

Presentamos a continuación la Carta-documento, con la fecha de 26 de julio de 2016, documento que, en los próximos días, moverá, con seguridad, numerosas reacciones en la opinión pública de Rumania.


Su Excelencia, Señor Klaus Iohannis Presidente de Rumania
Apelación a la absolución de Gregorian Bivolaru
dirigida a Su Excelencia, Señor Klaus Iohannis, Preșidente de Rumania
Estimado Señor Presidente,
Le escribo  esta carta para solicitarle la absolución de Gregorian Bivolaru, ciudadano rumano condenado por TSCJ (El Tribunal Supremo de Casación y Justicia) en el año 2013, a seis años de prisión, teniendo asilo político en Suecia, fue retenido en el  mes de febrero de este año. En Francia, traído a Rumanía según la decisión de extradición tomada por los jueces franceses el 13 de julio, del año 2016.

La decisión del Tribunal Supremo de Casación y Justicia en una audiencia- espectáculo violó los requisitos de equidad elemental y se contradice en el hecho que en el momento de la declaración del crimen: “relación sexual con una menor”,  la misma tenía 17 años, edad de consentimiento, y niega haber tenido tal relación. En el año 2015, el Tribunal de Bucarest ha establecido que las intercepciones realizadas en el proceso fueron ilegales.

Le solicito que esta se aplique considerando que Gregorian Bivolaru y los seguidores del movimiento fundado por él, MISA, son víctimas de una amplia conspiración que involucra funcionarios e instituciones públicas. Las acciones represivas contra Gregorian Bivolaru comenzaron durante los años comunistas, cuando fue detenido, torturado, enviado a un hospital psiquiátrico debido a la promoción del Yoga.
El carácter político de la policia en estos actos ha sido reconocido por el Tribunal de Bucarest en 2011.
Su represión y la de sus seguidores continuó  incluso después de 1990 y tomó formas extremas - incluyendo agresiones de la Gendarmería con soldados y oficiales acompañados por fiscales del SRI (Servicio Secreto Rumano), declaradas  en el año 2015 por el  Tribunal de Apelación de Cluj como "bárbaras", basado en acusaciones  "absurdas".
Incluso la detención de Gregorian Bivolaru en Francia se hizo mediante la falsificación de su condena por la Policia Rumana. Una “relación sexual con un menor de edad" fue transformada, para movilizar las autoridades internacionales, en "explotación sexual de menores y pornografía infantil".
De hecho las investigaciones contra Gregorian Bivolaru y MISA inician hace mas de 20 años, para las cuales el estado ha gastado millones de euros y en las cuales han sido implicados cientos de agentes públicos dieron lugar a una condena por "relaciones sexuales con un menor de edad 17 años ", y nada extra para motivar tales inmensos despliegues, también muestran la excepcionalidad de este caso. En la fabricación del "archivo Bivolaru" ha colaborado la Fiscalía, el SRI (Servicios Secretos Rumanos), la Gendarmería, el Ministerio de Justicia, la Policía de Rumania.
Mientras tanto, por las acciones contra las víctimas del caso Bivolaru – MISA, el  Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó al Estado rumano obligandolo a pagar 300.000 de Euros en los casos Atudorei contra Rumania (2015) y Amarandei y otros contra Rumania (2016). Otras denuncias hechas por Gregorian Bivolaru y MISA se consideraron admisibles por el CEDH y el juicio está casi terminado.

Por supuesto, hay muchas situaciones que plantean dudas acerca de la imparcialidad de las investigaciones y las decisiones,  en las cuales descubrimos historias humanas dolorosas. Soy plenamente consciente de que no se puede pedir al Presidente, como autoridad última, que lleve la justicia o que ofrezca compasión en todos estos casos. Pero lo que ocurrió con Gregorian Bivolaru alcanzó un punto crítico: un instructor de yoga es la víctima de una conspiración a nivel estatal.
En virtud de su poder de "salvaguardar la Constitución y el buen funcionamiento de los poderes públicos" y garantizar "la mediación entre los poderes del Estado y entre el Estado y la sociedad", el presidente rumano, utilizando la  prerrogativa "conceder el perdón individual" puede levantar una  carga de los hombros del estado rumano. La democracia rumana no tiene manera de llegar a ser honorable y estable, tanto tiempo que a pesar de todas las pruebas, las instituciones de poder del estado trabajen abiertamente, frente a  los ojos de la opinión pública, a la que le mienten para movilizarla y que actuen en conjunto con ellos, para reprimir un instructor de yoga y sus seguidores.

Menciono en esta petición de absolución el peligro de la integridad física y la vida de Gregorian Bivolaru. Durante décadas, se repite la incitación al linchamiento instructor de yoga, con la participación de funcionarios públicos, y las condiciones de reclusión pueden favorecer el agreciónes fatales. En mayo del año corriente, un yogui fue apuñalado en la entrada de un edificio de MISA ,  perímetro en el cual, en las paredes habían escrito "Muerte a Grieg". En el mes de junio, otro yogui fue golpeado hasta la sangre. Los atacantes lo culpan por asociarse con Gregorian Bivolaru. Estos arrebatos siguieron al anuncio realizado por la Policía de Rumania, falsificando e incitando, que el instructor de yoga fue condenado por "explotación sexual de menores y pornografía infantil".

Todos estos son motivos, señor Presidente, para apelar a Ud. por la gracia para el ciudadano rumano Gregorian Bivolaru, que ya ha pasado cerca de un año tras las rejas en Suecia y Francia, siguiendo las medidas adoptadas por las autoridades rumanas por la decisión del Tribunal Supremo de Casación y Justicia en el 2013. Es, lo sé, una decisión sensible y no popular, pero muy natural para un primer mandatario fiel al llamado de “velar por el buen funcionamiento de las autoridades públicas” y “respetar la Constitución”
Teniendo en cuenta la relevancia del caso Gregorian Bivolaru para la sociedad rumana, hago pública esta apelación de absolución.

Con consideración, Gabriel Andreescu (Autor de los informes APADOR- CH sobre el caso MISA).