lunes, 24 de agosto de 2015

SOTERIA INTERNATIONAL LLAMA LA ATENCIÓN EN UNA CONFERENCIA OSCE`S HDIM-2013 SOBRE UNA CONTRADICCIÓN EN EL CASO DE GREGORIAN BIVOLARU


Me parece de importancia mayor en este post destacar que si bien estas informaciones se encuentran en la pagina de la Escuela de Yoga ANANDA Uruguay en la sección "Quienes Somos", los "expertos" (en manipulación) únicamente señalaron que ANANDA pertenece a MISA y que MISA tiene jucios. Pero nunca hablaron de la manera en la cual se desarrollan estos juicios, cuantas veces se declararon absueltos, los abusos de este caso y como han tomado parte las organizaciones internacionales, a pesar de que estas informaciones SI ESTAN PRESENTADAS en la pagina de la Academia ANANDA en la misma sección "Quienes Somos". Claramente la intención de estos asi llamados "expertos" es solo de sembrar dudas y sospechas (a través de la manipulación) y no de una correcta presentación de los eventos y las informaciones.

Soteria International decidió llamar la atención de la comunidad internacional a una situación interesante en ley internacional, que sobresalió durante la observación conducida por Soteria International en el caso de Gregorian Bivolaru, un activista social y espiritual Rumano, y fundador de un gran movimiento espiritual en Rumania con afiliaciones en el mundo. El movimiento fue atacado por la policía en Marzo de 2004, en una operación policial impresentable, inicialmente presentada como una operación anti-terrorista. Cuando la operación no mostró ningún signo de terrorismo, ni huellas de sustancias o actividades ilícitas (otro motivo invocado por las autoridades Rumanas), la policía detuvo una menor (17 ½ años) quien vivía en una de las 16 casas privadas allanadas por la policía. Ella fue detenida ilegalmente por la policía por 12 horas y fue forzada a firmar en una declaración que tuvo relaciones sexuales con Bivolaru, una declaración que fue usada para incriminarlo en la corte. Por la ilegalidad de la operación, como también a causa de la extendida campaña mediática extremadamente difamadora, con numerosos discursos de odio en contra de Bivolaru y los practicantes de Yoga, en 2005 Bivolaru recibió, asilo político en Suecia. En 2010 y 2011 fue absuelto por la Corte Rumana en primera instancia y la Corte de Apelaciones, pero en 2012  Suprema Corte Rumana anuló sus decisiones previas y después una precipitada investigación tomó poder en un veredicto de condenación por 6 años de prisión con el cargo de sexo con una menor  (la misma menor que fue forzada por los acusadores a escribir una declaración falsa incriminándolo) y quien desde entonces apeló a todas las autoridades Rumanas no avalar quejándose de la acción de los acusadores y pidiendo que ella no fuese más usada como víctima en los juicios en la corte en contra de Bivolaru.
Consecuentemente a la decisión de la Corte Suprema, las autoridades Rumanas emitieron una orden Europea de arresto de Bivolaru, creando así una situación sin precedentes en procedimientos legales internacionales. La decisión legal de otorgar asilo político a Bivolaru es ahora desafiada por la orden Europea de arresto, en el cual el jurado tiene el mismo poder legal, dado el hecho que Rumania es un miembro de la Unión Europea desde 2007. Lo que es importante en la situación que se creó, es que el asunto no solamente trae una cuestión jurisdiccional, pero aún más importante un serio asunto de derechos humanos.  
La decisión de asilo político fue tomada después de una minuciosa investigación de la realidad Rumana con respecto a la protección de los derechos humanos. También respecto a la independencia y profesionalismo de la judiciaria Rumana no se ha alcanzado progreso aceptable ni sostenible. Inclusive después de su ascenso a la Unión Europea, Rumania continúa siendo examinada por las instituciones Europeas en cuestiones con respecto a los judiciarios. La conferencia organizada por Soteria International reunió un distinguido panel de profesionales en el campo de derechos humanos, quienes expresaron su preocupación con respecto a la situación creada por la judiciaria Rumana y el desafío legal y ético que Suecia ahora está enfrentando.
Las Contribuciones de los panelistas viniendo de Rumania representaban una situación melancólica de un país todavía revuelto por prácticas totalitarias; un país donde los líderes de la nomenclatura comunista todavía está activa en hacer decisiones políticas y administrativas; una sociedad afectada por caos político e intentos regulares de romper normas constitucionales por el bien de intereses privados y  luchas de poder; un país donde los activistas intelectuales y sociales son ridiculizados y calumniados en los medios de comunicación y donde los derechos humanos todavía representan mas bien un remoto concepto para los ciudadanos Rumanos, que una realidad fundamental.
Los activistas de derechos humanos internacionales expresaron su preocupación de que imponer la ejecución de la orden Europea de arresto emitida por Rumania en tal situación, podría crear potencialmente una violación de los derechos humanos. La legislación de los derechos humanos de la Unión Europea con respecto a otorgar asilo dentro de la Unión, como también todos los mecanismos de cooperación judiciaria dentro de la Unión Europea, fueron borrados bajo la precondición de que todos los miembros estatales están obligatoriamente aplicando a niveles nacionales las provisiones  de los actos legislativos de los derechos humanos internacionales. Parece que los mecanismos para verificar si las precondiciones son cumplidas y consistentemente respetadas por miembros estatales no están todavía en lugar dentro de la Unión Europea. Entonces, cuando nos enfocamos en tales casos como el de Bivolaru, la recomendación es considerar los actos legislativos internacionales, tal como la convención por los Derechos Humanos y la Convención relacionada al Estado de Refugiados (CRSR) por las provisiones de las legislaciones de la Unión Europea. 
Reportajes en video del evento organizado por Soteria International serán publicados en la página web, para emitir los mensajes interesantes y extremadamente  importantes de los contribuidores al evento; Abogado de Derechos Humanos: Gregory Thuan (Francia), Científico, Historiador y Político, fundador del Comité  por los Derechos Humanos Romanian Helsinki Committee for Human Rights: Gabriel Andreescu (Rumania), Periodista y Activista Social: Joakim Porslund (Dinamarca), Escritor  y Activista Intelectual Mircea Cartarescu (Rumania), Profesora de Ley Internacional: Lucia Rossu (Italia), Defensor de Derechos Humanos, Director de HRWF International: Willy Fautre (Bégica), Activista Social y Representante de Gregorian Bivolaru:  Mihai Stoian (Dinamarca).

No hay comentarios:

Publicar un comentario